corrupción, corrupción, corrupción, corrupción, corrupción

El que no roba es un gil (frase del mítico tango) y creo que los políticos se lo han tomado muy al pie de la letra y ¡maricón el último! Tanto da llevártelo con arducias, comisiones ilegales, tuneos, dietas alucinantes, ayudas para comida, cajas B… o, simplemente, autoretribuirse sueldos de escándalo, ayuditas a amiguetes, parientes… me parece francamente bochornoso y está pasando delante de nuestras narices

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: